InicioAplicacionesMineríaBombeo de lechada de platino

Bomba de manguera VF125 usada en mina sudafricana

Verder Pumps SA (Pty) Ltd, provee suministros mineros a la mayoría de las minas del área de Rustenburg.  De ellas, la operación de Angloplat tiene 3 bombas VF125 en funcionamiento en su planta de Waterval Smelter. 

Con el cambio de los procesos de fundición y la necesidad de contar con bombas de calidad confiable, Div de Villiers, el especialista en ingeniería de Waterval Smelter, tuvo en cuenta la variedad de bombas Verder que son famosas por su durabilidad, y son capaces de soportar la exigencia de capacidad para el bombeo de lechadas.

Tras una consulta estratégica con los ingenieros de Verder Pumps SA, se compraron tres bombas VF125 para la planta.  La bomba de descarga, utilizada para el transporte del concentrado (GE 1,5) desde los camiones hasta el tanque, anteriormente necesitaba 1 hora y 45 minutos, en tanto que ahora la operación de descarga se ha reducido a tan solo 20 minutos.

La bomba acondicionadora, que es la más resistente, trabaja 10 horas por día y hace circular en el proceso la lechada muy densa (GE 1,7) para mantenerla en suspensión.  Esto evita que la lechada sedimente y elimina los consiguientes problemas de taponamiento. Las bombas asociadas de  transferencia entregan esta lechada de alta densidad  en la planta de filtración que está a una distancia de 600 metros.

Las dos bombas de transferencia normalmente operan entre 4 y 5 horas por día, en consonancia con los cronogramas de entrega del buque tanque de aprovisionamiento. Las bombas están limitadas a 50 m³/h para una Gravedad Específica de 1,7 aunque tienen una capacidad para bombear hasta 90 m³/h.

El Sr. Gresse, que lleva 11 años en la planta de fundición, dice que las bombas están funcionando  sin dificultades, siendo solamente necesario el mantenimiento periódico de las mangueras.  “Estamos sumamente contentos con el funcionamiento de la bomba”, confirma.

Debido al aumento de demanda de bombeo de lechadas en la planta de fundición, de Villiers ha informado a Verder que es inminente una segunda planta para fines de año.

La nueva planta más grande tiene el doble de capacidad que la planta original, y requiere utilizar 6 bombas VF125 para aumentar los índices de flujo del sistema y se construyó junto a la planta existente.

Más aún, de Villiers está tan impresionado con la calidad de las bombas de Verder que en los próximos meses la variedad de bombas de Verder reemplazará a las actuales de la competencia cuando se deban realizar reparaciones y/o modificaciones importantes en la planta de fundición.

En los 17 años que de  Villiers lleva con Anglo Platinum, dice que nunca ha recibido un servicio tan excepcional como el que le ha prestado Verder.

 

“Somos realmente afortunados de poder recibir tanta experiencia profesional y conocimiento del producto de Verder".